ENTREVISTAS


Elsa Hernández: “Hay que demostrar preparación con mucha vehemencia”

Elsa Guadalupe Hernández Castillo

Elsa Guadalupe Hernández Castillo es la Legal General Counsel para México y Latinoamérica e integrante del Comité de Cumplimiento de Perrigo México. Esto significa que es responsable de la definición e implementación de la estrategia jurídica de la compañía en México y Latinoamérica, actividad que incluye trabajar como asesora en derecho corporativo, aprobación y revisión de toda clase de contratos y convenios en materia mercantil y civil, entre otras.

Anteriormente, fue Gerente Jurídico para México de Diageo México, S.A. de C.V. y Gerente Jurídico para México y Slim Fast Regional Category Counsel para Latinoamérica de Unilever de México, S. de R.L. de C.V., empresas en las que trabajó luego de sentir “curiosidad sobre el papel del abogado dentro de la empresa”.

Así, pasamos a conversar sobre su experiencia como abogada in-house.

En la carrera de todo abogado llega ese momento en el que hay que decidir entre el camino de abogado de firma y el de abogado in-house. ¿Cuál fue ese momento para usted y qué le llevó a tomar esa decisión?

Debo decir que en mi caso ese momento se dio de manera un tanto inesperada, hace 12 años me encontraba trabajando como asociada fundadora en una firma de abogados; disfrutaba mucho mi trabajo como asesora externa, y de pronto recibí una oferta para incorporarme a Unilever como abogada responsable del negocio de Helados en México.

En ese momento decidí tomar la oportunidad, tenía curiosidad sobre el papel del abogado dentro de la empresa. Otro factor determinante fue una mucho mejor retribución económica que la que recibía en ese momento en el despacho.

Recuerdo que los tres primeros meses fueron muy complicados, pues yo estaba acostumbrada al análisis de los asuntos desde una perspectiva netamente jurídica, incluyendo el uso de un lenguaje “técnico” con mis clientes en el despacho, quienes en su mayoría eran abogados (directores jurídicos de empresa). Sin embargo, poco tiempo después me di cuenta de que había encontrado mi vocación como asesora de negocio y que mi carrera seguiría como abogado in-house, función que he desarrollado desde el año 2005.

Disfruto enormemente proponer soluciones desde una perspectiva de asesora de negocio, en las que no solo considero las cuestiones jurídicas del caso, sino además los aspectos relacionados con el cumplimiento de los objetivos de mis business partners, tales como aspectos financieros, de mercadotecnia, operaciones, comerciales o de investigación y desarrollo. 

¿Cuáles son los retos más grandes que enfrenta un consultor jurídico? ¿Puede dar un ejemplo de una situación difícil que le haya tocado manejar?

Considero que uno de los retos fundamentales es ser visto en la organización como un asesor de negocio y no como un stopper. Por otro lado, es muy relevante estar consciente de que, en ocasiones, la mejor recomendación jurídica no necesariamente es la más adecuada desde la perspectiva de los objetivos de la empresa. Por lo que antes de dar una recomendación hay que entender el contexto y operación del negocio en cuestión, a fin de proveer una asesoría jurídica acertada y exitosa.

Podría dar varios ejemplos: viene a mi mente un asunto muy relevante que se presentó cuando recién había llegado a una de las empresas en las que he tenido oportunidad de laborar. Uno de los clientes más importantes de la compañía había condicionado continuar la relación con la empresa siempre que se participara en la implementación de un esquema que estaba en la línea de la ilicitud. El asunto se complicó, pues el abogado externo que llevaba trabajando años asesorando a la empresa envió de manera directa a mi jefe -y sin haber discutido conmigo- una opinión (muy pobremente fundamentada), en la que sugería acceder a la implementación del esquema.

Esto complicó bastante la situación en el negocio, dada la importancia del cliente, tendía a ir adelante con el tema y mi jefe cuestionó el por qué no compartía la opinión de una firma triple A, que llevaba décadas asesorando a la compañía. Por mi parte, emití una opinión en la que recomendaba no ir adelante con la exigencia del cliente, exponiendo razones jurídicas y de negocio, lo cual implicó un gran reto pues en el primer asunto de importancia a mi cargo tenía que convencer con argumentos, teniendo además la opinión discordante del consultor en el que la empresa confiaba.

Al final, la empresa decidió seguir mi recomendación y la relación con el cliente siguió solida, apreció que su socio de negocio le proveyera de una opinión que cuidara sus intereses a corto y largo plazo. 

¿Cuáles son los tres principales criterios que utiliza para seleccionar a una firma de abogados?

Por un lado, los valores éticos de la firma. Los consultores externos son una extensión de nosotros ante terceros y especialmente ante integrantes de los tres poderes de gobierno, por lo que cualquier acción indebida de su parte, sin duda, puede comprometer gravemente a la empresa.

En segundo lugar, el nivel de servicio. Aprecio mucho el que una firma sea empática con las necesidades de la empresa y por ende, con las del departamento legal a mi cargo y que ese nivel de servicio se mantenga a lo largo del tiempo. Me decepciona que una firma deje de poner interés en las necesidades de la empresa, una vez que considera que ya somos sus clientes. 

Las tarifas. Este aspecto cobra cada vez más relevancia, especialmente en épocas de incertidumbre financiera como las que vivió México recientemente. En la relación con mis consultores externos, me interesa poner siempre sobre la mesa una tarifa competitiva. Es parte de los indicadores de desempeño en la evaluación anual de proveedores legales.

Se habla mucho de que la facturación de honorarios bajo el sistema de tarifa horaria está desapareciendo, ¿cuál es su opinión? 

Me parece que la tarifa horaria tiende al anacronismo. Cada vez es más importante tener certidumbre sobre el costo de los asuntos legales, a fin de construir, como General Counsel, un presupuesto que sea lo más cercano posible a los gastos legales reales de cada año. Considero que el esquema tradicional de tarifa horaria no es compatible con el concepto de eficiencia, ya que las firmas no tienen un incentivo real para la solución expedita de los asuntos consultados, mientras que el abogado interno es medido por el uso eficiente de recursos y la solución expedita y exitosa de los mismos.

¿Qué papel juega la firma de abogados como soporte de los in-house en asuntos anticorrupción?

Las firmas externas juegan un papel importante, sobre todo en aquellos casos en los que es necesaria una opinión independiente en relación con una determinada conducta posiblemente corrupta, así como en el caso de las investigaciones internas por violaciones a los códigos de conducta de las empresas. Los consultores externos no conocen personalmente a los empleados o funcionarios de las empresas que pueden estar involucrados en una práctica corrupta, por lo que su opinión respecto de un determinado hecho es muy valiosa para las autoridades, que en su caso pueden investigar una práctica corrupta.

¿La corrupción representa un problema en la jurisdicción o jurisdicciones de las cuales usted es responsable?

Desafortunadamente, sí. En los índices de percepción de la corrupción más importantes, tales como el de transparencia internacional y el de la OCDE, México y los países de Latinoamérica a los cuales brindo asesoría jurídica, se encuentran muy mal rankeados. Lo cual representa un reto adicional en el quehacer jurídico, pues hay que ser muy cuidadosos en las relaciones con el gobierno, creando estrategias jurídicas sólidas y eficaces, además siendo un jugador primordial en la construcción de una cultura anticorrupción dentro de la organización.

¿Puede darnos tres tips para proteger a una empresa de incurrir en prácticas corruptas?

Tener una selección de talento muy cuidadosa, poseer programas de capacitación constantes, amigables y medibles y, por último, contar con un programa de cumplimiento robusto y cercano al negocio. 

¿Qué tipo de entrenamiento debe recibir un abogado para convertirse en experto en materia anticorrupción y compliance? 

Es una pregunta muy compleja, depende de la jurisdicción en la que el abogado se encuentre, así como de la identificación de factores relevantes que determinarán los ordenamientos jurídicos aplicables a una determinada empresa o individuo, tales como sus puntos de contacto con jurisdicciones extranjeras, como Estados Unidos y Reino Unido. Pero en general, se debe tener conocimiento y expertise en leyes anticorrupción, tales como el FCPA, UK Antibrabery Act y, para la práctica el foro mexicano, cobra gran relevancia el entrenamiento sobre el recientemente aprobado Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). 

Cuéntenos de su experiencia como mujer en el ejercicio de la práctica in-house en México. ¿Qué obstáculos ha encontrado en el camino? ¿Cómo los superó?

Si bien hay grandes avances en el tema de equidad de la mujer en el ámbito jurídico profesional, mi caso no es excepcional respecto de los obstáculos que muchas mujeres enfrentan para lograr un desarrollo profesional equitativo. Los prejuicios siguen estando arraigados en la cultura, hay que demostrar preparación con mucha vehemencia, cuando se es joven y además se es mujer.

El reto principal es romper el “techo de cristal” para el acceso a los puestos directivos. En mi caso, los obstáculos se han superado a partir del logro de resultados para los diversos negocios a los que he tenido el privilegio de asesorar, y por otro lado, buscando conversaciones transparentes y honestas dentro de la organización en las que he puesto de manifiesto mis expectativas y logros obtenidos. 

¿Qué consejo podría darle a mujeres que estén comenzando su carrera? 

Quisiera aprovechar el espacio y poder dar varios: Que se mantengan en constante preparación, pues la realidad y el ámbito jurídico cambian cada día. 

Conserven el optimismo y la confianza en sí mismas en los momentos en los que los resultados no sean los esperados, y que traten de lograr en todo momento un equilibrio con su vida personal, pues eso será también fundamental para el logro de sus objetivos profesionales.

En mi caso, mi familia siempre ha representado un ancla fundamental que me ha permitido mirar las cosas con perspectiva y tener a mi hija es la mayor satisfacción y bendición en la vida.


© 2017, lexlatin.com. El contenido de LexLatin, incluyendo todas sus imágenes, ilustraciones, diseños, fotografías, videos, íconos y material escrito, está protegido por derechos de autor, marcas y demás derechos de la propiedad intelectual, y es publicado para sus suscriptores y lectores con propósitos informativos únicamente. No se permite la reproducción, modificación, copia, distribución, reedición, transmisión, proyección o explotación de cualquier forma de los materiales o contenidos publicados por LexLatin, a menos que el interesado obtenga la autorizacion escrita de LexLatin.



All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar